Filosofia

Desde la Asociación Comité Ipiranga pensamos  que no existe en la actualidad un desafío mayor  para la comunidad internacional, que  el de poner fin al sufrimiento humano que genera la enfermedad, la pobreza y la indiferencia. Conquistar una mejor calidad de vida para todos, no es tan sólo un imperativo moral, sino también un objetivo a alcanzar por los que de una forma u otra, estamos comprometidos con estas situaciones desesperanzadoras.


Procurar la colaboración de   Instituciones públicas y privadas en cualquier parte del mundo, para conseguir atención sanitaria para estos pueblos, es una de nuestras metas;  para  no leer impasibles  en los periódicos que la  gente muere de hambre y de enfermedad curable.


Creemos que  la salud es un derecho, y debemos tenerlo presente de  manera  evidente y   fuerte, a cada día. Por eso la propuesta ha de ser “salud para todos” como derecho humano, para  construir juntos  una sociedad más saludable que la actual,  en un contexto globalizado.


Alrededor de la  atención primaria y de la prevención en salud, venimos observando  que en  los países que sufren catástrofes sanitarias y educativas, se han ido perfilando otros conceptos;  que hoy son ampliamente manejados y asumidos por casi todos los que estamos en esta labor de cooperación solidaria, como los de promover la participación e implicación de la comunidad que sufre epidemias o analfabetismo,  la  autoatención  como modelo de vida saludable, la figura del agente de salud comunitario, o del agente multiplicador; exigiéndonos proyectos concretos que puedan al final de los mismos, precipitar  los cambios necesarios para  erradicar estas sociedades fraccionadas y desiguales.